L.A.I.A. es una organización sin ánimo de lucro, que busca mejorar la comunidad creando espacios para la expresión y el entendimiento en las distintas ciudades con mayor diversidad étnica y cultural del mundo, creemos en la importancia de la integración para el crecimiento del individuo, la familia y la comunidad; y el Arte y la Cultura son los medios perfectos para lograrlo.

POR GENTILEZA DE UNA GRAN AMIGA Y MEJOR MUJER, MÓNICA IVULICH, ESTAMOS PRESENTANDO L.A.I.A. ARGENTINA, QUE SE ACOPLA , A LAS SEDES QUE ESTAN TRABAJANDO EN LATINOAMÉRICA Y EUROPA
- ( en EEUU CLIKEA EN :http://jurukan.wixsite.com/laia ), O Latin American Intercultural Alliance EN FACE BOOCK, PARA VER LA DE ESPAÑA CLIKEA : Laiaes España Intercultural )





"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen."( Mónica Ivulich)

UNION, TOLERANCIA Y PAZ

AGRADECEMOS A LA SRA. GRABRIELA ARIAS URIBURU POR ACEPTAR EL MADRINAZGO DE ESTA SEDE ARGENTINA!



FUNDADORA DE L.A.I.A. ARG . SRA. MARTA RODRIGUEZ
15-5937-0502

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

sábado, 21 de abril de 2012

La crianza humanizada y el desarrollo humano individual y colectivo
La crianza significa acompañar, instruir, educar, orientar, mostrar caminos, estimular y respaldar, por lo que el acompañamiento inteligente y afectuoso brindado por el puericultor (cultivador, cuidador de niños, niñas y adolescentes) deberá necesariamente, ser dirigido a la ampliación y potenciación de sus capacidades humanas, esto es, de su desarrollo individual y como miembro de un colectivo.
Según el psiquiatra chileno Jorge Barudy, todos los niños, niñas y adolescentes deben recibir los cuidados necesarios a fin de asegurarles la vida, el bienestar y un desarrollo armonioso al mismo tiempo que sus derechos sociales, económicos, cívicos y políticos son respetados, permitiéndoles el desarrollo de sus potencialidades para que todos tengan las mismas posibilidades de vivir, ser libres y felices.
Es claro que los planteamientos del desarrollo a escala humana coinciden con los del discurso de Crianza Humanizada en lo referente a la satisfacción de necesidades como las de afecto, subsistencia, creación y participación, así como en la garantía de derechos.
Además, los elementos claves del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- caben perfectamente en el proceso formativo en la crianza humanizada y humanizante, que a su vez son acordes con la Convención Internacional sobre los derechos del Niño y con el Código de la Infancia y Adolescencia.
Como prácticas de crianza humanizada y humanizante el grupo de puericultura plantea que en la relación de niños, niñas y adolescentes con los adultos cuidadores, se construyen y reconstruyen bilateral y permanentemente las metas de desarrollo humano integral y diverso: autoestima, autonomía, creatividad, felicidad, solidaridad y salud, en las que se apoya el tejido de resiliencia, o sea triunfar en la vida de cara a la adversidad.
Si lo anteriormente comentado se refiere a los individuos humanos o personas también debe ser válido para lo colectivos humanos en el ejercicio de su proceso de humanización, con sus dos componentes básicos: individuación (ser yo mismo, ser nosotros mismos, con las características específicas o particulares conocidas como la “mismidad”) y socialización (interacción con los otros), que al integrarse varios llegarían al sueño de construir Com-unidad, con sus tres Ces: Común (objetivos o sueños compartidos), Comunión (afinidad o compenetración máxima) y Comunidad (unidad común).