L.A.I.A. es una organización sin ánimo de lucro, que busca mejorar la comunidad creando espacios para la expresión y el entendimiento en las distintas ciudades con mayor diversidad étnica y cultural del mundo, creemos en la importancia de la integración para el crecimiento del individuo, la familia y la comunidad; y el Arte y la Cultura son los medios perfectos para lograrlo.

POR GENTILEZA DE UNA GRAN AMIGA Y MEJOR MUJER, MÓNICA IVULICH, ESTAMOS PRESENTANDO L.A.I.A. ARGENTINA, QUE SE ACOPLA , A LAS SEDES QUE ESTAN TRABAJANDO EN LATINOAMÉRICA Y EUROPA
- ( en EEUU CLIKEA EN :http://jurukan.wixsite.com/laia ), O Latin American Intercultural Alliance EN FACE BOOCK, PARA VER LA DE ESPAÑA CLIKEA : Laiaes España Intercultural )





"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen."( Mónica Ivulich)

UNION, TOLERANCIA Y PAZ

AGRADECEMOS A LA SRA. GRABRIELA ARIAS URIBURU POR ACEPTAR EL MADRINAZGO DE ESTA SEDE ARGENTINA!



FUNDADORA DE L.A.I.A. ARG . SRA. MARTA RODRIGUEZ
15-5937-0502

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

lunes, 25 de enero de 2016

TE DE SUEÑO II


Como me han pedido que les dé el enlace de mi último libro aqui, va, pero desde el pais que estén pueden buscarlo por mi nombre o el del libro. Gracias a quien desea leerlo.
En España
http://www.amazon.es/Te-suenos-II-Monica-Ivul…/…/ref=sr_1_1…

Te de suenos II: 2 Tapa blanda – 8 dic 2015




             Reseña del editor

Quiero prevenirles que lo que encontrarán en este libro no tiene ningún sentido. Simplemente recopilé varios escritos que no quise se perdieran en el olvido dentro de mi pequeño arcón. Por lo tanto están mezclados temas, estilos y fechas en que se escribieron. Además cuenta con relatos de diferente dimensión e intensión. Hay poesías, notas diversas y apuntes de viajes. La incoherencia es parte del contenido y siendo consciente de la misma, debo advertirles del peligro que implica abordarlo pues, en ocasiones esta incongruencia se torna perjudicial y hasta contagiosa. Así pues, queda en vuestra decisión, cuenta y riesgo el leerlo o no. Lo bueno de haber publicado en papel es que aún se puede quemar. Si llegaran al final, lo consideraré un sacrificio loable de vuestra parte. Además de incluirles en mi círculo de desvariados o entre los de más tolerancia para el absurdo. Como sea y, habiéndoles notificado, les doy la bienvenida. Mónica Ivulich