L.A.I.A. es una organización sin ánimo de lucro, que busca mejorar la comunidad creando espacios para la expresión y el entendimiento en las distintas ciudades con mayor diversidad étnica y cultural del mundo, creemos en la importancia de la integración para el crecimiento del individuo, la familia y la comunidad; y el Arte y la Cultura son los medios perfectos para lograrlo.

POR GENTILEZA DE UNA GRAN AMIGA Y MEJOR MUJER, MÓNICA IVULICH, ESTAMOS PRESENTANDO L.A.I.A. ARGENTINA, QUE SE ACOPLA , A LAS SEDES QUE ESTAN TRABAJANDO EN LATINOAMÉRICA Y EUROPA
- ( en EEUU, http://jurukan.wix.com/laia ) EN ESPAÑA : Laiaes España Intercultural )





"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen."( Mónica Ivulich)

UNION, TOLERANCIA Y PAZ

AGRADECEMOS A LA SRA. GRABRIELA ARIAS URIBURU POR ACEPTAR EL MADRINAZGO DE ESTA SEDE ARGENTINA!



FUNDADORA DE L.A.I.A. ARG . SRA. MARTA RODRIGUEZ
15-5937-0502

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

domingo, 21 de diciembre de 2014

ALIMENTACION SANA PARA UN AÑO FELIZ

La alimentación en la nueva era




Actualmente, los jóvenes consumen más energía de la que gastan, ya que disponen de un fácil acceso a los alimentos precocidos, industrializados, delivery o comidas rápidas. Para completar este cóctel explosivo, se suma la gran oferta comercial, la falta de tiempo en la elaboración de comidas, almorzar o cenar fuera de sus casas, o el hecho de vivir solos y no poseer los conocimientos suficientes para las preparaciones. La importancia de  “moverse más” y comer adecuadamente. 

El equilibrio, una utopía en tiempos vertiginosos. 



Para sentirse bien y llevar una vida saludable es necesario el equilibrio entre una adecuada alimentación y la realización de actividad física periódica y sostenida.
Actualmente, los jóvenes consumen más energía de la que gastan, ya que disponen de un fácil acceso a los alimentos precocidos, industrializados, delivery o comidas rápidas.
Este tipo de comestibles cuenta con un alto aporte de sal, azúcar y grasas, lo que genera una adicción por ser de alta aceptabilidad.
A esto se suma la gran oferta disponible, la falta de tiempo en la elaboración de comidas, comer fuera de sus casas, o el hecho de vivir solos y no poseer los conocimientos suficientes para las preparaciones.
En la mayoría de los casos, se prefiere el consumo de productos de kiosco, golosinas, gaseosas y jugos azucarados, que sólo aportan energía pero no proporcionan ningún tipo de nutriente para el organismo.

Por otra parte, el uso excesivo de tecnología, las horas que los jóvenes pasan sentados en el trabajo o la universidad, la movilidad en medios de transporte motorizados, y las crecientes actividades de ocio tecnológico hace que las personas lleven una vida estática y poco activa. Esta tendencia al sedentarismo es lo que implica actualmente que se consuma más de lo que se gasta.
Por todo esto, es aconsejable “moverse más” y comer adecuadamente. Es cuestión de tomarse unos minutos extra para preparar los alimentos y dejar comida en el freezer para poder utilizarla esos días que el reloj no está de su lado. En la era del vértigo, pequeñas modificaciones saludables sostenidas en el tiempo ayudan a obtener óptimos resultados y sentirse bien.

(*) Estudiante de la Licenciatura en Nutrición – Universidad de Buenos Aires
@RomiiD