L.A.I.A. es una organización sin ánimo de lucro, que busca mejorar la comunidad creando espacios para la expresión y el entendimiento en las distintas ciudades con mayor diversidad étnica y cultural del mundo, creemos en la importancia de la integración para el crecimiento del individuo, la familia y la comunidad; y el Arte y la Cultura son los medios perfectos para lograrlo.

POR GENTILEZA DE UNA GRAN AMIGA Y MEJOR MUJER, MÓNICA IVULICH, ESTAMOS PRESENTANDO L.A.I.A. ARGENTINA, QUE SE ACOPLA , A LAS SEDES QUE ESTAN TRABAJANDO EN LATINOAMÉRICA Y EUROPA
- ( en EEUU CLIKEA EN :http://jurukan.wixsite.com/laia ), O Latin American Intercultural Alliance EN FACE BOOCK, PARA VER LA DE ESPAÑA CLIKEA : Laiaes España Intercultural )





"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen."( Mónica Ivulich)

UNION, TOLERANCIA Y PAZ

AGRADECEMOS A LA SRA. GRABRIELA ARIAS URIBURU POR ACEPTAR EL MADRINAZGO DE ESTA SEDE ARGENTINA!



FUNDADORA DE L.A.I.A. ARG . SRA. MARTA RODRIGUEZ
15-5937-0502

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

lunes, 20 de octubre de 2014

INVITACION


MAS RAZONES PARA COMER FRUTAS!!


VIOLENCIA Y DISCRIMINACION

¿Quién tiene la culpa de la violencia y la discriminación?



Sabemos que la televisión forma parte de la vida de una gran cantidad de personas en el mundo. La TV entra en las casas de casi todas las familias y forma parte de las mismas.
La televisión, al igual que el resto de los medios masivos, cumple cuatro funciones fundamentales: Informar, educar, entretener y (la más importante en este caso) vender.
Este artefacto tan conocido y vendido es causante de dos de los problemas más graves que acontecen a la sociedad actual, la violencia y la discriminación.
Las función principal de la televisión (informar) se ha alterado mucho en los últimos tiempos. Esto provocó un giro e hizo que la televisión dejase de informar, entretener y educar simplemente para, también, vender constantemente.
¿Qué se vende? Además de servicios y productos, se venden imágenes y aspectos de la vida que no son reales. Las personas que miran diariamente la televisión, ya no distinguen entre lo que es real, y lo que no lo es. Esta alteración o problema, recae sobretodo en la adolescencia.
Cuando miramos TV buscamos aquellos programas que son de nuestro interés personal, aquellos programas que nos entretienen y nos muestran lo que queremos ver, por ese motivo es que cada persona tiene ciertos horarios para mirar la televisión.
Pero al mirarla, no solo nos encontramos con cosas que nos gustan, también tenemos que ver, por momentos, cosas que no nos gustan o que, simplemente, no llaman nuestra atención (publicidades, propagandas, etc.) esto hace que, para evitar estas situaciones, recurramos al muy famoso "zapping".
Al recurrir a él, nos encontramos frente a productos comerciales que llaman nuestra atención, como por ejemplo, canales en los que constantemente se muestran a  "lindas", "flacas", "con muy lindo cuerpo", posando y mostrando diferentes tipos de .
Aquí voy a plantear dos aspectos muy importantes de la vida en los cuales influye la televisión: Violencia y Discriminación.

  1. Televisión

La Televisión presenta estímulos 
Ella se impone sobre los otros medios de comunicación por entrar en el  de una manera extremadamente
  Fácil, en la vida diaria y llegar a formar parte de hábitos de cualquier niño.
Es indudable, que la TV es una fuente efectiva para la creación y formación de actitudes en los chicos, ya que desde temprana edad, son sometidos a su influencia sin obtener otro tipo de información.
A través de este proceso el niño adquiere habilidades y formas de comportarse en la sociedad. Es a  de los 4 a 5 años de edad, que se establecen los hábitos permanentes y las características emocionales, jugando un papel decisivo la imitación y la identificación.
Entendemos por identificación la adopción de pautas de conducta y actitudes de sus padres y otras personas significativas para él: maestros, familiares o bien algún personaje de la TV; esto ocurre en forma inconsciente. En tanto que la imitación es consciente.


  1. Efectos de la TV en la sociedad
Los medios en general se usan con un fin específico, la audiencia selecciona el medio y los contenidos según sus necesidades, hay quienes prefieren informarse y otros ven series porque les gusta identificarse con la realidad en ellas representada. Así, los hombres de clase social alta suelen ver programas de , informativos, deportes y concursos; mientras que las mujeres con un nivel de educación bajo, de una clase social inferior y que no trabajan, ven más televisión que los anteriores y ven series, películas y programas infantiles. La tercera edad ve todo tipo de programas, y junto con las personas de menor nivel intelectual, son los que más tiempo ven la televisión, porque es su forma de  y es su medio preferido de ocio. Gran parte de los adultos utilizan la televisión a falta de compañía para no sentirse tan solos.
Los medios realizan operaciones como: mostrar las políticas de los gobiernos, muestra las características de las personas de clase social o raza que nos son distantes o ajenos y datos sobre aspectos de la realidad a los que no se puede acceder fácilmente.
La televisión tiene una serie de características que la otorgan un alto grado de influencia, entre las que cabe reseñar las siguientes.
La televisión tiene una gran fuerza expresiva, porque se basa en la imagen y esto es muy eficaz para interiorizar los mensajes ya que se meten directamente en el subconsciente. Son imágenes con color, música, presentan la realidad con movimiento, "viva". En los años setenta surgió la televisión en color y aumentaron las ventas de aparatos televisivos, y este incremento de la demanda favoreció la producción en cadena, acercando los aparatos a esos sectores de la sociedad para los que antes hubiera sido imposible el acceso a los mismos.
La televisión se va acoplando a la vida familiar, llegando a ser un elemento cotidiano y necesario, y así cuando, por ejemplo, en una comida la televisión está estropeada hay cierta incomodidad entre los comensales, que no tienen más remedio que mirar al plato de comida para evitar las miradas de los demás.
Las telenovelas tienen una fuerte carga moral, imponen valores de amor eterno, recompensa de la virtud y castigo del pecado, son como una guía para el público, les dice lo que se debe hacer y lo que no y esto les da seguridad a la hora de afrontar los problemas porque tienen un modelo a seguir.



2 Mitos y verdades de los efectos de la TV en los niños.
Según investigaciones sociológicas la influencia de los medios masivos de comunicación en las personas y las personalidades son:
-A corto plazo: Tienen un poder de influencia o persuasión
- En el largo plazo: producen efectos cognitivos
Los medios participan en el proceso de construcción de imágenes de la realidad acarreando efectos acumulativos de significación Así mismo la cultura de la imagen afecta a la constitución subjetiva ya que el niño educado en el video no crece desarrollando sus potencialidades simbólicas, de ser pensante. Esto es así porque:
-El lenguaje hecho de palabras es el instrumento del pensar, comunicar y conocer
-La traducción de algunos conceptos a imágenes es insuficiente, por ejemplo: democracia
-La cultura audiovisual invierte la evolución de lo sensible a lo inteligible, promoviendo reduccionismos que dificultan la comprensión de abstracciones y de conceptos, va atrofiando la capacidad de abstracción.

  1. Violencia
  2. La violencia está definida como algo que se hace o sucede con brusquedad.
    En muchos casos la violencia es de tipo doméstica, es decir, de un padre a un hijo, entre hermanos, de una madre a un hijo, o entre la mujer y el hombre. Esto está mayormente relacionado con el tema de la educación. Depende de la educación de una persona, lo que ella resulte en el futuro o lo que pueda transmitirle a quienes la rodean.
  3. Concepto e introducción a la violencia.
    La violencia social, real, local e internacional que reflejan los noticieros generan en los chicos mucha más angustia que la que pueda transmitir una serie televisiva. Esto es porque cuando el receptor mira una serie sabe que se trata de una ficción, pero cuando se enfrenta a un noticiero o cuando lee un diario, sabe que se trata de imágenes reales. ¿Habría que prohibir a los chicos mirar noticieros o leer diarios y revistas? La solución no es la prohibición.
    Los discursos condenatorios hacia los medios como principales responsables de la violencia están siendo cuestionados en todo el mundo. En primer lugar, porque la condena a la televisión por la violencia de sus programas ignora a la sociedad en la que estas emisiones circulan. En segundo lugar, porque decir que los chicos que ven programas violentos son violentos es pensar en un receptor pasivo que absorbe lo que ve, lee y escucha tal cual fue emitido.
    Nada mejor para los chicos que mirar la televisión, el cine o un diario en compañía de los adultos. Porque ésta es la mejor oportunidad que tienen de poner en palabras, debatir y explorar lo que sienten y, sobre todo, lo que no alcanzan a entender, con sus docentes, padres o hermanos mayores. Frente al uso solitario e individual de los medios que experimentan cada vez más los adolescentes, ver juntos es ciertamente la única respuesta. Mejor que prohibir ver, es permitir pensar.
    Un adolescente no es violento por la música que escucha o los programas de TV que mira, sino porque hay algo en su crecimiento que no funcionó adecuadamente.
    Si tuviéramos que valernos de la siguiente afirmación: "Los medios tienen la culpa de la violencia en la adolescencia". También tendríamos que tener en cuenta que ningún adolescente estaría vivo.
    Es cierto que mucha de la información que los medios ofrecen (en especial la TV) tiene al menos, un pequeño contenido de violencia, y también es cierto que los adolescentes absorbemos ese contenido, pero no por eso, salimos a matar a nadie ni a pegarle a cualquiera. Por eso hay que aclarar que la TV no es culpable 100% de todo lo que ocurre en la sociedad.

  • La violencia está definida como algo que se hace o sucede con brusquedad.
    En muchos casos la violencia es de tipo doméstica, es decir, de un padre a un hijo, entre hermanos, de una madre a un hijo, o entre la mujer y el hombre. Esto está mayormente relacionado con el tema de la educación. Depende de la educación de una persona, lo que ella resulte en el futuro o lo que pueda transmitirle a quienes la rodean.
  • Concepto e introducción a la violencia.
    La violencia social, real, local e internacional que reflejan los noticieros generan en los chicos mucha más angustia que la que pueda transmitir una serie televisiva. Esto es porque cuando el receptor mira una serie sabe que se trata de una ficción, pero cuando se enfrenta a un noticiero o cuando lee un diario, sabe que se trata de imágenes reales. ¿Habría que prohibir a los chicos mirar noticieros o leer diarios y revistas? La solución no es la prohibición.
    Los discursos condenatorios hacia los medios como principales responsables de la violencia están siendo cuestionados en todo el mundo. En primer lugar, porque la condena a la televisión por la violencia de sus programas ignora a la sociedad en la que estas emisiones circulan. En segundo lugar, porque decir que los chicos que ven programas violentos son violentos es pensar en un receptor pasivo que absorbe lo que ve, lee y escucha tal cual fue emitido.
    Nada mejor para los chicos que mirar la televisión, el cine o un diario en compañía de los adultos. Porque ésta es la mejor oportunidad que tienen de poner en palabras, debatir y explorar lo que sienten y, sobre todo, lo que no alcanzan a entender, con sus docentes, padres o hermanos mayores. Frente al uso solitario e individual de los medios que experimentan cada vez más los adolescentes, ver juntos es ciertamente la única respuesta. Mejor que prohibir ver, es permitir pensar.
    Un adolescente no es violento por la música que escucha o los programas de TV que mira, sino porque hay algo en su crecimiento que no funcionó adecuadamente.
    Si tuviéramos que valernos de la siguiente afirmación: "Los medios tienen la culpa de la violencia en la adolescencia". También tendríamos que tener en cuenta que ningún adolescente estaría vivo.
    Es cierto que mucha de la información que los medios ofrecen (en especial la TV) tiene al menos, un pequeño contenido de violencia, y también es cierto que los adolescentes absorbemos ese contenido, pero no por eso, salimos a matar a nadie ni a pegarle a cualquiera. Por eso hay que aclarar que la TV no es culpable 100% de todo lo que ocurre en la sociedad.