L.A.I.A. es una organización sin ánimo de lucro, que busca mejorar la comunidad creando espacios para la expresión y el entendimiento en las distintas ciudades con mayor diversidad étnica y cultural del mundo, creemos en la importancia de la integración para el crecimiento del individuo, la familia y la comunidad; y el Arte y la Cultura son los medios perfectos para lograrlo.

POR GENTILEZA DE UNA GRAN AMIGA Y MEJOR MUJER, MÓNICA IVULICH, ESTAMOS PRESENTANDO L.A.I.A. ARGENTINA, QUE SE ACOPLA , A LAS SEDES QUE ESTAN TRABAJANDO EN LATINOAMÉRICA Y EUROPA
- ( en EEUU CLIKEA EN :http://jurukan.wixsite.com/laia ), O Latin American Intercultural Alliance EN FACE BOOCK, PARA VER LA DE ESPAÑA CLIKEA : Laiaes España Intercultural )





"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen."( Mónica Ivulich)

UNION, TOLERANCIA Y PAZ

AGRADECEMOS A LA SRA. GRABRIELA ARIAS URIBURU POR ACEPTAR EL MADRINAZGO DE ESTA SEDE ARGENTINA!



FUNDADORA DE L.A.I.A. ARG . SRA. MARTA RODRIGUEZ
15-5937-0502

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

viernes, 21 de noviembre de 2014

HEMOFILIA, 70 AÑOS!

SALUD

Cumple 70 años la Fundación de la Hemofilia

 La Fundación de la Hemofilia, una enfermedad hereditaria por la que el cuerpo no produce una proteína clave en la coagulación y tiene sangrados crónicos, cumple 70 años desde su creación, que permitió el tratamiento temprano en Argentina, actualmente garantizado para todos los pacientes, unas 2.500 personas.

 

 La entidad fue la primera organización nacional en el mundo, fundada en 1944 por el hematólogo Alfredo Pavlovsky, el primero en diagnosticar en 1931 la enfermedad en Argentina, director del Instituto Asistencial de la Hemofilia y quien ideó el tratamiento integral kinésico, odontológico y de asistencia social.

"El tratamiento de la hemofilia buscó tratar de que los enfermos fueran semejantes a los pacientes normales, porque si no, no podían compartir ni el recreo y hubieran estado en inferioridad educacional", contó el académico Miguel Tezanos Pinto, del Comité Médico de la Fundación.

En una rueda de prensa en la que participaron Alain Weill, presidente de la Federación Mundial de la Hemofilia, y Marijke van den Berg, la vicepresidenta médica, Pinto refirió el contexto de época en que la solución terapéutica provenía de numerosos donantes voluntarios de plasma.

El "Instituto asistencial Alfredo Pavlovsky", en Soler 3485 del porteño barrio de Palermo y con filiales provinciales, brinda atención y un servicio de guardia permanente con el enfoque de "profilaxis" con factores antihemofílicos que, a través de tres inyectables semanales, previene los sangrados que van poniendo rígidas las articulaciones de codos, rodillas y tobillos.

"El tratamiento ideal es profilaxis dos o tres veces por semana hasta el desarrollo y la accesibilidad a la terapia, que los pacientes argentinos reciben en la forma óptima que hay disponible en el mundo", enfatizó Daniela Neme, del Comité y Directora Médica de la Fundación de la Hemofilia. 

La hemofilia es una enfermedad hemorrágica hereditaria ligada al sexo que padecen casi exclusivamente los hombres y portan y transmiten las mujeres.

La descendencia de una pareja con hombre sano y mujer portadora, dará la mitad de chances a hijos sanos, 25 por ciento de mujeres portadoras y un 25 por ciento de varones con hemofilia.

La enfermedad registra en Argentina unos 2.500 pacientes, de los cuales algo más de 2.100 tienen hemofilia A y 300, hemofilia B, vinculadas a falencia de factor VIII y factor IX respectivamente.

Los 13 factores de coagulación existentes son proteínas en la sangre que inciden juntos para producir un coágulo y, si falta uno, rompe la reacción en cadena y no puede parar la hemorragia.

Los pacientes con hemofilia severa padecen hemorragias espontáneas, con sangrados sin una causa traumática por ejemplo en una articulación que, con el tiempo, provoca rigidez articular.
La tendencia mundial en tratamiento, fomentada por la Fundación argentina, es la administración de inyecciones endovenosas del factor faltante antes de la aparición de las hemorragias.

Marijke reivindicó la experiencia argentina "tanto para pacientes como para médicos tratantes" y bregó por "tratamiento para todos en el mundo", ya que el 75 por ciento de los casos a escala global "no recibe el tratamiento adecuado o no ha sido diagnosticado".

"La Federación mundial trabaja con 27 organizaciones procurando que haya tratamiento para todos, porque quienes no reciben atención tienen mala calidad de vida y fallecen temprano", concluyó.