L.A.I.A. es una organización sin ánimo de lucro, que busca mejorar la comunidad creando espacios para la expresión y el entendimiento en las distintas ciudades con mayor diversidad étnica y cultural del mundo, creemos en la importancia de la integración para el crecimiento del individuo, la familia y la comunidad; y el Arte y la Cultura son los medios perfectos para lograrlo.

POR GENTILEZA DE UNA GRAN AMIGA Y MEJOR MUJER, MÓNICA IVULICH, ESTAMOS PRESENTANDO L.A.I.A. ARGENTINA, QUE SE ACOPLA , A LAS SEDES QUE ESTAN TRABAJANDO EN LATINOAMÉRICA Y EUROPA
- ( en EEUU CLIKEA EN :http://jurukan.wixsite.com/laia ), O Latin American Intercultural Alliance EN FACE BOOCK, PARA VER LA DE ESPAÑA CLIKEA : Laiaes España Intercultural )





"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen."( Mónica Ivulich)

UNION, TOLERANCIA Y PAZ

AGRADECEMOS A LA SRA. GRABRIELA ARIAS URIBURU POR ACEPTAR EL MADRINAZGO DE ESTA SEDE ARGENTINA!



FUNDADORA DE L.A.I.A. ARG . SRA. MARTA RODRIGUEZ
15-5937-0502

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

miércoles, 11 de julio de 2012

DIFUNDIMOS!




DERECHOS HUMANOS SOBRE LAS MUJERES

Acceso a la justicia para las mujeres: investigación efectiva del femicidio en América Latina

La reunión de expertos y expertas convocada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que se realizó en Panamá entre el 13 y el 15 de junio, se focalizó en el problema de la investigación, sanción y reparación del delito del femicidio.

(Buenos Aires, junio de 2012) - Uno de los temas más urgentes en la agenda de los derechos humanos de la región es la lucha contra las diferentes manifestaciones de la violencia contra las mujeres. En ese camino, hay una preocupación compartida por organismos internacionales, instituciones públicas, el movimiento de mujeres y las organizaciones feministas: los números alarmantes de muertes violentas de mujeres en razón de su género, los obstáculos para su investigación efectiva y las dificultades para su sanción.

Los femicidios / feminicidios son la manifestación más extrema de la violencia contra las mujeres, expresión de la desigualdad entre los sexos y de la vulneración de los derechos de las mujeres. Como problema complejo, está claro que las estrategias para abordar la violencia contra las mujeres deberán ser múltiples y combinadas, donde el derecho penal para la sanción del delito será una de las herramientas a utilizar en el marco de un despliegue de estrategias más amplio que incluyan campañas de difusión, sensibilización, acciones dirigidas a la prevención, diseño e implementación de políticas públicas para lograr la protección social, económica y jurídica de las mujeres agredidas.

Con la mira puesta en el problema de la investigación, sanción y reparación del delito del femicidio en particular, la reunión de expertas y expertos celebrada en Panamá del 13 al 15 de junio de 2012 organizada por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos (Oficina Regional para América Latina) y ONU Mujeres, buscó los aportes de profesionales de la medicina forense, fiscalías, defensorías, poder judicial y de la sociedad civil para pensar de un modo interdisciplinario en las bases para elaborar un protocolo de investigación que deberá ser implementado en los países de la región. 

Luego de dos días de trabajo, se consensuó un documento con “Recomendaciones para el Protocolo de Investigación de Muerte de Mujeres por Razones de Género. Femicidio/Feminicidio”, una propuesta elaborada en la Reunión de Expertas y Expertos de la que participó la directora ejecutiva de ELA, Natalia Gherardi. 

Ese primer paso fue dado en un clima interesante de trabajo colectivo, donde quedó claro que más allá de la opción que cada país tome en la regulación penal del femicidio (ya sea con o sin la incorporación de un tipo penal autónomo; cualquier sea la definición y alcance del “femicidio/ feminicidio” que se adopte; y con independiencia que se use explicitamente ese término para denominar estas muertes) lo que resulta claro es que el marco jurídico internacional de los derechos humanos obliga a todos los estados a garantizar la adecuda investigación y sanción de los delitos cometidos contra las mujeres.


Los derechos de las mujeres deben tener prioridad en 
la Cumbre sobre Planificación Familiar

Más de 300 ONG de todas partes del mundo, entre ellas ELA, instan a líderes mundiales a dar prioridad a los derechos humanos de las mujeres en la Cumbre sobre Planificación Familiar a realizarse en el Reino Unido en julio.

Grupos internacionales de derechos humanos y ONG de todas partes del mundo que trabajan en la promoción de los derechos de mujeres, entre ellas ELA, presentaron una declaración en la que solicitan a líderes mundiales que los derechos humanos de las mujeres ocupen un lugar prioritario en la Cumbre sobre Planificación Familiar. Organizada por el gobierno del Reino Unido y la Bill and Melinda Gates Foundation, la Cumbre está prevista para el 11 de julio en la ciudad de Londres.

La carta cuenta con la firma de más de 300 organizaciones, grupos e individuos de más de 80 países del mundo. En la misma destacan que su experiencia, basada en años de trabajo, les ha enseñado que "el hecho de no emprender acciones orientadas por los derechos humanos de las mujeres -a la salud, a la vida, a vivir sin discriminación, entre otros- puede tener consecuencias devastadoras". 
 


Las políticas públicas sobre distribución de anticonceptivos están relacionadas directamente con los derechos humanos de las mujeres y las jóvenes. Es por este motivo que quienes firman la solicitud instan a quienes participarán de la Cumbre que tomen medidas para que en el diseño de estas iniciativas se tomen en cuenta la calidad de la atención y los derechos de las humanas e incorporar a las mujeres en todas las etapas de de diseño y aplicación de programas.

También sostienen que los involucrados deben asegurarse que se integre el suministro de anticonceptivos en los planes de salud sexual ya existentes y los nuevos y que se ofrezca todo el conjunto de métodos anticonceptivos; diseñar e implementar un sistema de vigilancia, evaluación y rendición de cuentas de los programas y también a comprometerse a abordar las barreras que dificultan el acceso a información y servicios de anticoncepción. 

Para las organizaciones firmantes realizar, en el 2012, menos que lo planteado en su declaración, no será suficiente.