L.A.I.A. es una organización sin ánimo de lucro, que busca mejorar la comunidad creando espacios para la expresión y el entendimiento en las distintas ciudades con mayor diversidad étnica y cultural del mundo, creemos en la importancia de la integración para el crecimiento del individuo, la familia y la comunidad; y el Arte y la Cultura son los medios perfectos para lograrlo.

POR GENTILEZA DE UNA GRAN AMIGA Y MEJOR MUJER, MÓNICA IVULICH, ESTAMOS PRESENTANDO L.A.I.A. ARGENTINA, QUE SE ACOPLA , A LAS SEDES QUE ESTAN TRABAJANDO EN LATINOAMÉRICA Y EUROPA
- ( en EEUU, http://jurukan.wix.com/laia ) EN ESPAÑA : Laiaes España Intercultural )





"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen."( Mónica Ivulich)

UNION, TOLERANCIA Y PAZ

AGRADECEMOS A LA SRA. GRABRIELA ARIAS URIBURU POR ACEPTAR EL MADRINAZGO DE ESTA SEDE ARGENTINA!



FUNDADORA DE L.A.I.A. ARG . SRA. MARTA RODRIGUEZ
15-5937-0502

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

TODAS LAS RAZAS, TODOS LOS CREDOS...

domingo, 28 de julio de 2013

ALGO PARA LEER Y PENSAR!

El Anillo Perdido
por Eckhart Tolle
Cuando servía de consejero y maestro espiritual, estuve visitando dos veces por semana a una mujer invadida por el cáncer. Tenía cuarenta y tantos años y era maestra de escuela. Los médicos le habían pronosticado apenas unos cuantos meses de vida. Algunas veces pronunciábamos unas pocas palabras durante esas visitas, pero la mayoría de las veces nos sentábamos en silencio. Fue así como comenzó a tener los primeros destellos de su quietud inte­rior, la cual no había aprendido a conocer durante sus años agi­tados como educadora.
Sin embargo, un día la encontré desesperada y enojada. "¿Qué pasó?" le pregunté. No encontraba su anillo de diamante, el cual tenía un valor monetario y sentimental muy grande, y me dijo que estaba segura de que lo
había robado la mujer que iba a cuidarla durante unas horas todos los días.
Dijo que no entendía cómo alguien podía ser tan cruel y despiadado como para hacerle eso a ella. Me preguntó si se debía enfrentar a la mujer o si sería mejor llamar a la policía inmediatamente. Le dije que me era imposible decirle lo que debía hacer pero le pedí que reflexionara acerca de la importancia que un anillo, o cualquier otra cosa, podía tener para ella en ese momento de su vida. "No entiende", me respondió. "Era el anillo de mi abuela. Lo usé todos los días hasta que enfermé y se me hincharon las manos. Es más que un anillo para mí. ¿Cómo podría estar tranquila?".
La rapidez de su respuesta y el tono airado y defensivo de su voz me indicaron que todavía no estaba lo suficientemente anclada en el presente para mirar en su interior y separar su reacción del evento a fin de observarlos ambos. La ira y la defensividad eran señales de que el ego hablaba a través de ella. Entonces le dije, "Le haré unas cuantas preguntas, pero en lugar de respon­derlas inmediatamente, trate de encontrar las respuestas en su interior. Haré una pausa breve entre cada una. Cuando le llegue la respuesta, quizás no llegue en forma de palabras".
Dijo estar lista para escucharme. Entonces pregunté:
"¿Se da cuenta de que tendrá que separarse del anillo en algún momento, quizás muy pronto?
¿Cuánto tiempo más necesita para desprenderse de él?
¿Perderá algo como persona cuando se desprenda de él?
¿Acaso ese ser que es usted se ha disminuido a causa de la pérdida?"
Hubo unos minutos de silencio después de la última pregunta.
Cuando comenzó a hablar nuevamente sonreía y parecía sen­tirse en paz. "Con la última pregunta caí en cuenta de algo importante. Primero busqué una respuesta en mi mente y lo que oí fue, 'por supuesto que te sientes disminuida. Entonces me hice la pregunta nuevamente, ¿acaso esa que soy yo se ha disminuido? pero tratando de sentir en lugar de pensar la respuesta. Y entonces sentí lo que soy. No había sentido eso antes. Si
logro sentir lo que soy tan fuertemente, entonces esa que soy yo no se ha disminuido para nada. Todavía lo siento; es una sensación de paz pero muy vívida". "Esa es la alegría de Ser", le dije. "La única manera de sentirla es saliendo de la mente. El Ser se debe sentir, no se puede pensar. El ego lo desconoce porque está hecho de pensamiento. El anillo estaba realmente en su mente en forma de pensamiento, el cual usted confundió con el sentido de lo que Es. Pensó que esa que usted Es o una parte suya estaba en el anillo".
"Todo aquello que el ego persigue y a lo cual se apega son sustitutos del Ser que el ego no puede sentir. Usted puede va­lorar y cuidar las cosas pero si siente apego es porque es cosa del ego. Y realmente no nos apegamos nunca a las cosas sino al pensamiento que incluye las nociones de 'yo', 'mi' o 'mío'. Siem­pre que aceptamos totalmente una pérdida, trascendemos el ego, y entonces emerge lo que somos, ese Yo Soy que es la concien­cia misma". Entonces ella dijo, "ahora comprendo algo que dijo Jesús y a lo cual nunca le había encontrado mucho sentido: 'Si alguien te pide la camisa, entrégale también tu capa". "Así es", le respondí. "No significa que no debamos cerrar la puerta. Sig­nifica que algunas veces desprenderse de las cosas es un acto mucho más poderoso que el hecho de defenderlas o de aferrarse a ellas".
En las últimas semanas de vida su cuerpo se debilitaba, pero ella se tornó cada vez más radiante, como si una luz brillara en su interior. Regaló muchos de sus bienes, algunos a la mujer de quien sospechaba había tomado el anillo, y con cada cosa que entregaba ahondaba su dicha. Cuando la madre me llamó para anunciarme la noticia de su muerte, también mencionó que ha­bían encontrado el anillo en el botiquín del baño. ¿Acaso la mujer devolvió el anillo, o había estado ahí todo el tiempo? Nunca lo sabremos. Pero algo sí sabemos. La vida nos pone en el camino las experiencias que más necesitamos para la evolución de nues­tra conciencia. ¿Cómo saber si ésta es la experiencia que usted necesita? Porque es la experiencia que está viviendo en este momento.
¿Es un error sentirnos orgullosos de lo que poseemos o resentir a los demás por tener más que nosotros? En lo absoluto. Esa sensación de orgullo, la necesidad de sobresalir, el aparente fortalecimiento del saber en virtud del "más" y la mengua en virtud del "menos" no es algo bueno ni malo: es el ego. El ego no es malo, sencillamente es inconsciente. Cuando nos damos a la tarea de observar el ego, comenzamos a trascenderlo. No conviene tomar al ego muy en serio. Cuando detectamos un comportamiento egotista, sonreímos. A veces hasta reímos. ¿Cómo pudo la humanidad tomarlo en serio durante tanto tiempo? Por encima de todo, es preciso saber que el ego no es personal, no es lo que somos. Cuando consideramos que el ego es nuestro problema personal, es sólo cuestión de más ego.
Eckhart Tolle en "Una Nueva Tierra".

CURIOSIDADES Y ESTAFAS ALIMENTARIAS!!!

Las estafas alimentarias más escandalosas de los últimos años


¿Está usted seguro de qué es lo que sirve en la mesa? Últimamente las grandes compañías de alimentación utilizan engaños cada vez más descarados para aumentar sus multimillonarios beneficios.
Les presentamos las estafas alimentarias más escandalosas de los últimos años, que afectaron a consumidores de diferentes partes del mundo. 

En 2011, en una de las tiendas de la cadena Wal-Mart en China, fue detectada carne de cerdo corriente que se vendía como si fuera orgánica. Desafortunadamente para la empresa que comercializaba el producto, las autoridades chinas son muy sensibles a dos cuestiones: a la seguridad alimentaria y a las empresas extranjeras que operan en su territorio. Las autoridades locales consideraron la violación de la ley china una cuestión tan grave que inmediatamente cerraron 13 tiendas de la cadena, a la empresa se le impuso una multa de 420.000 dólares y los empleados involucrados en el fraude fueron detenidos.  

En mayo de este año, unos periodistas filmaron a trabajadores de una de las cafeterías de la red Starbucks en Hong Kong preparando café con agua de los lavabos de un garaje. En Hong Kong, territorio que sufre preocupantes problemas ambientales, se recomienda beber solo agua embotellada, por lo que la noticia provocó una gran indignación en la sociedad. Sin embargo, los representantes de Starbucks justificaron el hecho alegando que los empleados de la cafetería filtraban el agua antes de utilizarla, y se comprometieron a elaborar sus bebidas exclusivamente con agua embotellada en el futuro. 

Un cliente australiano desveló una práctica que tenía lugar en la red de restaurantes de comida rápida Subway. A principios de este año, colgó en Facebook una foto de un bocadillo Footlong al lado de una regla de medir, para demostrar que la longitud del sándwich era de 11 centímetros, y no de 12 como afirmaba la compañía. La imagen se extendió rápidamente a través de la Red y del tema se habló incluso en los informativos. Poco después del incidente la empresa publicó una explicación oficial asegurando que un sándwich es un alimento y es casi imposible calcular su tamaño exacto. Añadió, además, que el 'defecto' fue detectado en un solo restaurante concreto.  

En 2004 Coca-Cola lanzó al mercado británico la marca de agua de alta calidad Dasani, que se vendía a un precio de 2,5 dólares por botella. Es fácil imaginar la indignación de los consumidores cuando la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido descubrió en esa agua un alto contenido de elementos cancerígenos. Todos los productos comercializados bajo la marca Dasani fueron retirados de la venta. Coca-Cola había destinado más de 12 millones de dólares en la campaña publicitaria del producto. 

Otro caso de escándalo alimentario tuvo lugar en Moscú en 2012, cuando la Sociedad para la Protección de los Derechos del Consumidor Control Público detectó que un batido de leche de McDonald's consistía en un 90% en grasas vegetales y, por lo tanto, no podía llevar este nombre. El motivo del análisis de los productos de la compañía fue que en el verano de 2011 McDonald's había logrado ser reconocida como una red de tiendas en lugar de una cadena de comida rápida para evitar el pago del IVA. De acuerdo con las leyes de la Federación de Rusia, los embalajes de los productos que se comercializan en las tiendas deben indicar todos los componentes, algo que McDonald's no hizo. Control Público acudió a los tribunales para revelar la estafa, pero finalmente perdió el caso.  

En los últimos meses estallaron varios escándalos relacionados con la comercialización engañosa de carne que afectaron a toda Europa. Autoridades sanitarias de varios países encontraron carne de caballo en hamburguesas, lasañas, albóndigas y otros productos congelados. Los productos se vendían en Eslovaquia, la República Checa, Hungría, Francia, el Reino Unido, Portugal, Italia, Holanda, Bélgica, España, Chipre, Grecia, Irlanda, Suecia y otros países. El hallazgo provocó un escándalo en la región, donde no se suele consumir carne de equino. Cabe señalar que gran parte de la carne 'fraudulenta' fue detectada en productos de los restaurantes de la cadena Ikea en varios países.